About

My career

A lo largo de sus 20 años de experiencia al frente de proyectos de interiorismo tendientes a mejorar la calidad de vida de comitentes de generaciones, estilos y encargos bien diferentes, Tata Velarde (Diseñadora de interiores ABM - Asociación Biblioteca de Mujeres, 1995), ha forjado una visión propia de la profesión.

A la vez, ha ido desarrollando una metodología de trabajo sumamente personal con la que obtiene resultados asombrosos. En primer lugar, se trata de saber escuchar: cada persona necesita rodearse de distintas maneras para desplegar su vida cotidiana ideal. Comprender cuáles son las afinidades de sus clientes es una habilidad que ha sabido aguzar con maestría. La empatía es esencial: un sexto sentido, aunque su tarea incluye –y privilegia– a los otros cinco. He ahí la segunda instancia: un momento de silencio e inspiración que da lugar al hallazgo del hilo conductor del proyecto y al diseño de una paleta de colores, de texturas, de sonidos, de perfumes, que permitan paladear el espacio soñado.

Tata Velarde concibe a la disciplina en la que se desenvuelve como un modo de proporcionar felicidad a través de la generación de un hábitat perfecto y a medida. Su impronta ecléctica, apasionada por el mundo contemporáneo y a la vez con guiños a la historia, en un estilo que reúne audacia y vitalidad, alegría y perdurabilidad, incluye el estudio riguroso de la iluminación y una invitación al aporte de las obras de arte en tanto aliadas incomparables a la hora de ambientar.

Viajera, inquieta, detallista, en permanente actualización de tendencias, materiales, formas y, sobre todo, comprometida en un camino de incesante búsqueda de crecimiento personal, Tata ha comprendido que el cambio empieza desde adentro. Vívidas, alegres y sumamente respetuosas de la personalidad de sus moradores, sus obras son un reflejo de esta filosofía de vida.